Decreto 770/96

DECRETO 770/96
Buenos Aires, 15 de julio de 1996
B.O.: 16/7/96

Institúyese un nuevo régimen con alcance nacional. Excepciones. Financiamiento. Prestaciones. Déjase sin efecto la Ley 18.017 y sus decretos reglamentarios.

Nota: DEROGADO por Ley 24.714 (B.O.: 18/10/96).

Art. 1 – Se instituye con alcance nacional, y bajo los principios de un sistema de reparto, el Régimen de Asignaciones Familiares para trabajadores que presten servicios en relación de dependencia en la actividad privada, y para beneficiarios del Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones (S.I.J.P.).

Art. 2 – Quedan excluidos de las prestaciones de este decreto, con excepción de la asignación por maternidad, las personas cuya remuneración sea superior a pesos mil ($ 1.000).

Art. 3 – Las asignaciones familiares correspondientes a los trabajadores del sector público nacional y a los beneficiarios de pensiones no contributivas se regirán, en cuanto a las prestaciones, monto y topes, por lo establecido en el presente régimen.

Art. 4 – El presente régimen se financiará con:

a) contribuciones a cargo de los empleadores;

b) intereses, multas y recargos;

c) rentas provenientes de inversiones;

d) donaciones, legados y otras liberalidades.

Art. 5 – Se fija en nueve por ciento (9%) la contribución a cargo del empleador, que se abonará sobre el total de las remuneraciones de los trabajadores comprendidos en el ámbito de aplicación de este decreto. De ese nueve por ciento (9%), siete y medio (7,50) puntos porcentuales se destinarán exclusivamente al Régimen de Asignaciones Familiares y el uno y medio (1,50) restante al Fondo Nacional del Empleo.

Art. 6 – Se considera remuneración, a los efectos de este decreto, la definida por el Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones (Ley 24.241, arts. 6 y 9).

La contribución del empleador será declarada y abonada juntamente con los aportes y contribuciones que integran la Contribución Unica de la Seguridad Social (C.U.S.S.), y será administrada por el Régimen de Asignaciones Familiares en forma separada de los demás subsistemas de la Seguridad Social.

Cuando la remuneración percibida por los trabajadores fuera inferior a la base imponible dispuesta por la Ley 24.241, las prestaciones y los montos correspondientes serán determinados por el Poder Ejecutivo nacional.

Art. 7 – Se establecen las siguientes prestaciones:

a) asignación por maternidad;

b) asignación por nacimiento o adopción;

c) asignación por hijo.

El monto de las prestaciones contempladas en los apartados precedentes, así como las condiciones para su percepción y pago, serán determinados por el Poder Ejecutivo nacional.

Art. 8 – El excedente que resultare, luego de cubiertas las asignaciones previstas en los apartados precedentes, se destinará a financiar programas de empleo, capacitación laboral y ayuda educativa para los hijos de trabajadores con menores recursos, a través de los procedimientos que se determinen reglamentariamente.

Art. 9 – El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social establecerá, en el término de ciento ochenta días, la modalidad de pago directo para todas las asignaciones comprendidas en este régimen.

Art. 10 – Los jubilados y pensionados que a la fecha de la sanción del presente régimen sean beneficiarios únicamente de la asignación por cónyuge establecida por la Ley 18.017, y mientras subsistan las condiciones que generaron su otorgamiento, tendrán derecho a continuar percibiendo una suma mensual de pesos quince ($ 15).

Art. 11 – Se deja sin efecto la Ley 18.017, sus decretos reglamentarios y toda otra norma que se oponga al presente régimen.

Art. 12 – De forma.